Kosher

El vino, más que cualquier otra comida o bebida, representa la santidad e individualidad de la colectividad judía. Es usado para la santificación del Shabat así como para el resto de festividades judías. En el Beit Hamikdash (Templo Sagrado) el vino fue volcado sobre el altar junto con los sacrificios.

Aún cuando el vino fue y continúa siendo utilizado en y para muy diferentes tipos de adoraciones/cultos, su posición y estatus único en la Ley Hebrea exige un tratamiento y realización rodeados de firmes restricciones, incluso cuando es utilizado para fines diferentes a la santificación del Sabbat o consumo en las celebraciones judías.

Ello significa que la producción y tratamiento del vino kosher debe ser hecho exclusivamente por personas judías. El vino, así como todos los productos que contengan vino o zumo de uvas, debe quedar exclusivamente en manos judías durante todo su proceso de manufacturación, posterior embotellado e incluso la apertura de las botellas ya autorizadas por la ley judía debe ser hecha por una persona judía.

El exhaustivo protocolo de producción de vino kosher basado en la ley mosaica exige cumplimentar los siguientes requisitos:

  • Los tanques de fermentación del vino y todo el material de uso deben pasar un proceso de kosherización y tener un uso independiente para el kosher.
  • La totalidad de materias primas usadas en la elaboración del vino deben estar certificadas previamente por la ley judía (es decir, tener certificado kosher).
  • El proceso comienza con el llenado de agua tres veces de los tanques en intervalos de 24 horas.
  • Una vez que la uva llega a la bodega para ser volcada en la tolva, las manos de un rabino o persona competente para el proceder kosher se convierten en las manos del enólogo siguiendo todas sus directrices, y el vino finalmente elaborado puede ser aprobado como vino kosher.

Nuestro vino es elaborado siguiendo la Ley Judía y bajo la supervisión del prestigioso Rabinato “OU” de Estados Unidos y de la Federación of Kashrut de Londres en estrecha colaboración con los Rabinos Locales de Jabad Lubavitch de Barcelona.

Condiciones generales:

  • Edad mínima de las cepas : 4 años
  • Sin fertilizantes orgánicos
  • Estricta higiene y condiciones de limpieza
  • No se permiten bacterias añadidas, levaduras o enzimas
  • La gelatina y la caseina están prohibidas en la clarificación
  • Se permite la bentonita y el huevo de cáscara blanca, pero este debe ser abierto y revisado por el rabino
  • Sólo se permite usar botellas nuevas
  • No se recogen las uvas al 7º año (año de Sabbat) para que la tierra pueda regenerarse
  • El 1% de los beneficios obtenidos por el vino debe ser entregado para causas benéficas
  • Solamente judíos respetuosos con el Sabbat y observantes de la ley están autorizados para vinificar y entrar física y visualmente en contacto con el vino

Webs de referencia: